Archivo de la etiqueta: béisbol venezolano

Breve historia de los Navegantes del Magallanes

Breve historia de los Navegantes del Magallanes

Por Guillermo Ramos Flamerich

Mientras escribo estas líneas el televisor de mi cuarto está prendido. Observo el primer juego Caracas-Magallanes de la temporada 2011-2012. Mi equipo, el mismo de la canción que enuncia: «No hay quien le gane…», está derrotando a su llamado «eterno rival» tres carreras por dos. Estoy contento. Tengo con que chalequear a mi papá. En el twitter coloco «¡Vamos Magallanes!» y fuera de mi casa empieza a llover. No sé cómo terminará. Utilizo estos momentos para pensar un poco en la trayectoria de mi equipo. Busco una conexión inmediata con el pasado de los Navegantes. A su vez, recorren mi mente recuerdos de un pasado personal no tan lejano…

¿Por qué elegí ser magallanero? Quizás para llevarle la contraria a mi papá, o en honor a un desconocido abuelo, el cual su afición por la novena era tal que cada juego significaba un hecho pasional: euforia o despecho a granel. También van aterrizando, poco a poco, escenas de disputas beisboleras con mis primos. Ellos, fanáticos de los Leones del Caracas, buscaban convencerme hasta el cansancio para que perteneciera al «mejor equipo de todos». Entre sus razones se hallaba la típica pregunta: «¿En dónde naciste, acaso vives en Valencia?». Temporada tras temporada cada juego y sus respectivos resultados desencadenaban conversaciones que reflejaban ese sabor que tenemos los venezolanos por un deporte llegado del norte pero convertido en pelota Caribe.

Es 24 de febrero de 1918 en nuestra ciudad capital. El recién fundado equipo Magallanes, con sede en Catia, ha sido derrotado por Flor del Ávila 20 a 6. Un debut algo duro, pero una anécdota muy singular. Meses antes, el 26 de octubre, Jesús Gómez, Manuel Antonio Ponce, Antonio Benítez, Luis Belisario, Hughes Alfonzo, Avelino Issa, Florencio Guinaglia, Napoleón Cagliannone y Pedro Solares fundan el después llamado «conjunto turco» en un bar de nombre Back-Stop. Benítez es quien coloca el nombre. Ya pueden salir a la «palestra para derrotar a los más connotados clubes de Caracas».

Equipo amateur y de no muchas victorias. Tratará de aplacar su situación de derrotas con jugadores como: Balbino Inojosa, el Pollo Malpica y los importados Ernesto Sánchez y Camarón Sosa. Desde finales de los años veinte comienza la rivalidad con los Royal Criollos, continuada con el equipo Cervecería y se mantendrá hasta la actualidad con Leones.

Siete años le costó al equipo volver a aparecer en escena. Esto fue en 1941. Cinco años después, al crearse la Liga venezolana de béisbol profesional, Magallanes fue el primer conjunto en jugar, derrotando 5 a 2 al Venezuela. En 1949 obtendrá el primero de una decena de títulos de campeonato con esta liga. El último de ellos (hasta el momento) fue en 2002.

Joe Nova y Johny Cruz logran comprar la franquicia deportiva pero no el nombre. Magallanes pasa a llamarse Oriente, pero sigue funcionando en la ciudad que lo vio nacer. Esta etapa durará hasta 1964, fecha en la que el equipo regresa a su nombre primigenio.

Entre el cinco y diez de febrero de 1970 se disputó en el Estadio Universitario de Caracas la XIII edición de la Serie del Caribe. Nuestro país estuvo representado por «los bucaneros», quienes logran vencer al conjunto boricua Leones de Ponce. Logrando así el primer título de Serie del Caribe para Venezuela y el primero de los navegantes. El segundo lo obtendrían en 1979, bajo la dirección del llamado brujo Willie Horton, en la ciudad de San Juan, Puerto Rico. Para esa fecha la novena ya está instalada en Valencia y las canciones dedicadas al equipo por parte de la Billo’s Caracas Boys ya son populares en toda la nación.

Esa era una historia, a muy grandes rasgos, del equipo al que había decidido defender y apoyar, en las buenas y las malas, desde los ocho años de edad. La lluvia poco a poco se ha diluido. El juego continua en pantalla. Los Leones empatan, Magallanes desempata. Se vuelve a empatar la partida. De nuevo mi equipo logra la delantera seis carreras por cinco. Ya se ha llegado al inning doce. Turno del equipo felino. Daniel Mayora al bate. Tienen hombres en primera y tercera base. Out a Mayora. Son las 10:11 pm. Primer triunfo para los Navegantes del Magallanes en la serie particular. Ha sido un juego tenso de esos que el béisbol sabe regalar. Por los momentos cabe cantar: «Magallanes será campeón este año les ganará/ la gente que va al estadio entonan esta canción».

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo deportes en Venezuela, tradición venezolana